Mi mejor investigación periodística

890
horizonte

Hace 20 años que vivo en Buenos Aires. Llegué con una enorme valija a Retiro para hacer, durante seis meses, una beca periodística. Al finalizarla, decidí quedarme. Estoy convencida de que lo que me trajo hasta acá fue algo mucho más grande que la motivación profesional: descubrir una historia familiar tapada durante décadas por el silencio. Un silencio que me marcó para siempre y del cual hoy quiero librarme.

Esta fue la historia que escribí hace unos años, luego de encontrar a la madre biológica de mi papá, a mi abuela, de cuya existencia supe de grande y que quise dar a conocer porque todos necesitamos saber de dónde venimos. Se publicó en 2017 en la sección Mundos Intimos de diario Clarín que edita Daniel Ulanovksy, y se puede leer completa desde acá https://www.clarin.com/sociedad/mundos-intimos-setenta-anos-despues-papa-dado-adopcion-encontramos-pudimos-comprender-abuela_0_Hyd6DMZ0W.html

Artículo siguienteEl vino, una historia de amor
Soy licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Nacional de Cuyo. Estoy especializada en telecomunicaciones, tecnología y economía digital. Mis conocimientos sobre la industria vitivinícola vienen por defecto. En la secundaria me hacía machetes en Braille.