Datos del malbec que te van a llevar directo a descorchar una botella

982

Antes de que se termine el mes mundial del malbec vamos a hablar un poquito más sobre esta cepa insignia. ¿Sabías que el 75% de la producción mundial de malbec se concentra en la Argentina? ¿Y sabías que más del 80% de la producción de malbec se concentra en Mendoza? Son cifras que impactan, pero más allá de esta fuerte preponderancia de esta provincia cuyana en la producción de la cepa emblema de Argentina, es bueno mirar cómo se distribuye en el país y cómo ese factor hace que sea la preferida de los enólogos.

Hay 17 provincias en la Argentina que producen malbec. Entre todas suman más de 45.000 hectáreas de esta cepa que tan bien hace quedar al país cuando hay un concurso internacional y mejor aún, cuando una botella de vino argentino llega a una mesa en cualquier parte del mundo y permite disfrutar un encuentro, una comida.

Y que esta variedad de uva se produzca en casi el 70% de las provincias argentinas habla muy bien de ella: nos muestra que es tan versátil que puede darse en Mendoza, que fue la tierra que la recibió por primera vez allá por 1.853, y también en La Rioja y en Neuquén, en La Pampa y en Córdoba, en Jujuy y en Buenos Aires, o en Santiago del Estero y Chubut. Y en todos los lugares da lugar a vinos ricos y diferentes.

Es lo que muestran los datos del Observatorio Vitivinícola Argentino y que, hace unos días, fue mencionado por Martín Kaiser, enólogo de Doña Paula, quien sostuvo durante un encuentro organizado por Bodegas de Argentina con motivo del día mundial del malbec que “la característica del malbec es que se da muy bien en todas las regiones de la Argentina, falta en la costa Atlántica, donde hay poco malbec pero se da muy bien en las distintas zonas -insistió- Y a esto se suma que tiene poca  competencia en el mundo porque el 75% del que se produce es de la Argentina”.

Allí, el enólogo Roberto de la Mota, uno de los máximos referentes de la industria, sostuvo que “el malbec tiene atributos que lo hacen muy interesante y que tenga mucho futuro en la Argentina; un futuro promisorio porque estamos haciendo vinos cada vez más interesantes, distintivos y el mercado sigue siendo muy receptivo al cepaje”.  

Lo interesante del malbec, según su mirada, es que el malbec tiene la capacidad de dar origen a vinos menos expresivos, más simples, más fáciles de consumir y también a vinos más complejos, de más estructura, de guarda, una característica multidimensional que no cualquier cepa brinda. De ahí también su valor.

Artículo anteriorSencillo: más mujeres en tecnología dará lugar a una sociedad más equitativa y justa
Artículo siguienteCambia el consumo y el ecommerce se adapta a las nuevas demandas sustentables de la sociedad
Soy licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Nacional de Cuyo. Estoy especializada en telecomunicaciones, tecnología y economía digital. Mis conocimientos sobre la industria vitivinícola vienen por defecto. En la secundaria me hacía machetes en Braille.