El uso del dinero electrónico creció más de 33% y ya se concreta más de una operación por semana por la vía digital

508

Cada vez más argentinos acuden al uso del dinero electrónico para sus transacciones cotidianas. En 2021, su uso creció un 33,2%, hecho que se patentizó a través de 1.840 millones de transacciones monetarias. ¿Y esto es mucho o es poco? Esto equivale a un promedio de 59 operaciones realizadas por esta vía durante el año – o más de una por semana- , si se tiene en cuenta que en la Argentina hay 31 millones de personas que poseen al menos una cuenta bancaria, según los datos oficiales de 2020.

Es una cifra importante no sólo porque muestra que, de a poco, comienza a insertarse en la cotidianeidad de las personas que tienen una cuenta regularizada dentro del sistema sino que, además, muestra todo lo que tiene para crecer hacia adelante. Y esta previsión sí es importante, si se tiene en cuenta que usar el dinero de manera electrónica ayuda a formalizar cada vez más a la economía, un aspecto que no es menor en un país que necesita recuperarse y desarrollarse.

Según el informe UDE Link, esta cantidad de operaciones se realizó, principalmente, a través de dispositivos móviles, fijos y el uso de las tarjetas de débito bancario, hecho que muestra cómo la población en general va adoptando y apropiándose de la tecnología cuando les ayuda a resolver cosas cotidianas.

El reporte menciona que este comportamiento está mostrando una “rápida maduración” de la aceptación de estos medios de pago y lo atribuye a que las personas perciben la seguridad que significa operar de esta manera, además de la agilidad con la que se resuelven cosas cotidianas, como comprar productos o pagar los servicios públicos y privados.

Y el camino lo transitan haciendo un “paso a paso”: primero comienzan a pagar a través de la computadora, luego con una tablet y, en el último tiempo, el crecimiento más vertiginoso ha sido a través de la telefonía celular, dispositivo que, además, resulta clave para la apertura de billeteras virtuales, alternativa que ya ofrece la banca tradicional, siguiendo un camino que iniciaron las fintech o compañías digitales como Mercado Libre con Mercado Pago.

“Ese fenómeno se observó con notable claridad en diciembre 2021, cuando el total de transacciones alcanzó el récord de la serie con $1,84 billones: aumentó 22,9% en el mes y 99,4% en comparación con el cierre del año previo; y el total de usuarios se elevó al máximo histórico de 47,7 millones: acusó sendos incrementos de 8% en el mes y 17,8% en un año”, indicó el informe de UDE Link.

 En diciembre hubo una explosión del crecimiento de billeteras electrónicas, que ya alcanza a 6,66 millones de usuarios que efectuaron 263,3 millones de transacciones. Esto supuso un crecimiento de 15,5% y 29,5% en el mes respectivamente, y de 183,9% y 227,3% en la comparación interanual.

Esto muestra que el ecosistema fintech, al que luego se sumó la banca tradicional, está dando sus frutos y que el camino es seguir alentando la innovación para que más personas sean incluidas desde el punto de vista financiero. Claro que, en este momento, para incluir más gente al sistema sólo deberían crearse condiciones convenientes para generar trabajo genuino que es lo único que saca a un país adelante.

Artículo anteriorEs el día del Vino argentino, bebida nacional: bailá con Uva, uva y buscá el tuyo para brindar
Artículo siguienteEl mobile gaming se juega al menos tres veces al día y crecen los gastos dentro de las plataformas
Soy licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Nacional de Cuyo. Estoy especializada en telecomunicaciones, tecnología y economía digital. Mis conocimientos sobre la industria vitivinícola vienen por defecto. En la secundaria me hacía machetes en Braille.